6 may. 2013

Leche de Avena Casera

Hay varios modos de hacer una leche de avena casera, uno muy sencillito es poner 150 gramos de copos de avena a remojo en 1 litro de agua mineral. Se deja durante dos horas para que absorva bien el agua y tome cuerpo. Trancurrido el tiempo se pasa por la batidora y se filtra con un colador tipo café (de tela).

Otro método que es el que explico a continuación, es tambien muy sencillo y no hay que esperar 2 horas, se puede usar para hacer unos jabones muy cremosos y con las propiedades de la avena o simplemente para tomarla, es para gustos pero a mi especialmente me encanta el sabor. Y desde que no tolero muy bien la leche de vaca esto es lo que suelo tomar cada dia.

Pongo en un cazo 700 ml. de agua mineral con unos 60 gr. de copos de avena y una vaina de vainilla
Se deja hervir entre 5 y 10 min. a fuego no muy fuerte y ya se nota como va espesando.
Batir con la batidora.

Y a continuacion colar; acá ya tomó bastante espesor asique con ayuda de las manos (muy bien limpias) apretar bien el colador para sacar todo el maximo posible de leche.

Si queda demasiado espeso, yo suelo agregar un vaso más de agua, unos 250 ml.

Y obtenemos una rica leche llenisima de grandes propiedades.


Si no queremos desperdiciar absolutamente nada, podemos darle uso a la fibra de avena que queda en el colador, se puede añadir perfectamente en la traza del jabon y queda un exfoliante muy suave.
O si lo queremos consumir, se puede añadir una cucharada de miel, mezclarlo bien y formar tortitas que hornearemos 5 minutos. os aseguro que estan riquisimas.

Si quieren saber mas sobre la leche de avena y sus grandes beneficios, les dejo este enlace que me pareció muy interesante: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110621/54174250813/la-avena-es-el-alimento-casi-optimo-para-la-salud.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita, tus comentarios animan a seguir adelante ;)